AHORRAR EN TU COMPRA 

AHORRAR EN TU COMPRA | TRUCOS Y TIPS PARA HACER TU COMPRA MÁS EFICAZ

 Ahorrar en tu compraAlgo tan simple como ir a hacer la compra al super puede suponer un verdadero placer o por el contrario un suplicio, y esto depende de varios factores. En este artículo vamos a ver algunas maneras en la que los comercios intentan (y consiguen en la mayoría de las ocasiones) manipularnos sin que nos demos cuenta para comprar. Y, lo que es más importante, cómo podemos evitar este tipo de comportamiento involuntario. Además vamos a ver algunos trucos que pueden hacerte ahorrar en tu compra hasta un 40%

Te animo a que te quedes a leer detenidamente y pienses en qué aspectos puede ayudarte a ahorrar en tu compra lo que estás apunto de leer. Al final me encantaría que dejases en los comentarios qué te ha parecido, qué “trucos” conocías ya y cuáles piensas poner en práctica.

Las técnicas del marketing que nos atrapan

Estoy segura de que a todos nos ha pasado, que vamos al supermercado a comprar dos chorradas y, cuando nos queremos dar cuenta, tenemos la cesta o el carro llenos. ¿Cómo es posible? Pues gracias al buen trabajo de los encargados del marketing de ese supermercado. Como ya mencionamos en el último artículo sobre el Neuro Marketing (que si no has leído te lo recomiendo porque encontraras cosas muy interesantes), tanto las marcas como los comercios estudian nuestro comportamiento, y los expertos en el sector basan sus estrategias de marketing en que sin que nos demos cuenta compremos mucho más de lo que necesitamos.

golosinasMás adelante veremos cómo puedes ahorrar en tu compra venciendo a estos ataques a tu subconsciente mediante esas estrategias, y cómo puedes evitar caer en las trampas del marketing y las compras compulsivas.

Ya que nada es por casualidad cuando se trata de atraer al consumidor hacia los productos, veamos cómo se las arreglan para que nuestra cesta se vaya llenando sin darnos cuenta

Todo, todo, todo, hasta el más mínimo detalle, está estudiado e ideado con la finalidad de que compremos. Las ofertas seductoras que parecen que si no las compramos estamos perdiendo dinero, los envoltorios atractivos e irresistibles de los chocolates, chocolatinas y patatas fritas, o incluso el hecho de que los productos de primera necesidad (como pueden ser el agua, la leche, papel higiénico, aceite, etc.) se encuentren al final de la superficie, y en el punto más alejado posible de la entrada. De esta manera, si entras a por algo de primera necesidad tendrás que recorrer todo el supermercado, pasando por delante de increíbles e irresistibles ofertas que, sin que tú quieras, irán llenando tu cesta de la compra.

Además, cada elemento tiene su lugar idóneo. Nada está colocado ahí por casualidad. Es el caso, por ejemplo, de las compras compulsivas, que se sitúan al lado de la caja. Mientras esperamos a que nos atiendan estamos mirando a nuestro alrededor, y lo que encontramos son artículos de compra compulsiva (golosinas, chicles, chocolatinas, caramelos, pilas, etc. en definitiva, cosas que no compraríamos el 80% de las veces que lo hacemos si estuvieran en un pasillo). Y es que según los estudios realizados por los expertos, el momento en que estás esperando a ser atendido en la caja, es el momento propicio, ya que justo en esa situación es fácil impactar al consumidor provocando reacciones impulsivas de última hora. Además, esto provoca que la última sensación de la compra sea positiva.

6 Trucos y tips para ahorrar en tu compra

Ahora analizaremos varios aspectos que te ayudarán a ahorrar dinero en tu compra y a “luchar” (en la medida de lo posible) contra el marketing. Tanto para poder ahorrar un dinero significativo en el carro de la compra, como para evitar ser manipulados por el marketing de las grandes superficies, debemos tener varios aspectos bien claros.

Con pequeñas acciones podemos ahorrar hasta un 35% en la compra, sin renunciar a la calidad

Veamos los puntos que debemos tener en cuenta para poder disfrutar de una alimentación equilibrada a la vez que económica:

1. PLANIFICACIÓN

Uno de los aspectos más importantes para poder disfrutar de una alimentación equilibrada y económica es la planificación. A muchas personas esto se les hace cuesta arriba, pero una vez que lo cojas como una rutina te será incluso mejor, ya que no perderás tiempo, y encima podrás ahorrar bastante dinero, que puedes destinar a otro gasto o capricho. (¿A que ahora te gustó más la idea? Jajaja) Personalmente he visto a familias, que llevando una planificación de la alimentación familiar han podido irse de vacaciones con el dinero ahorrado. Creo que merece la pena intentarlo por unas vacaciones ¿no crees?

¿Entonces qué debemos planificar? Pues qué tipo de alimentos y productos necesitamos habitualmente en nuestro hogar y en qué cantidad. Si ahora mismo ya hacemos esto, podemos ir un paso más allá, y disponer de una especie de menú semanal. Con este menú podremos saber qué tipo de alimentos y en qué cantidad los necesitaremos, de esa forma, podemos comprar exactamente lo que necesitamos y en su justa medida, aprovechando al máximo los alimentos y sin desperdiciar nada.

Otra excelente manera de ahorrar dinero es comparar los precios entre distintos establecimientos que tenemos en nuestras cercanías, ya que numerosos estudios sitúan que la diferencia de un establecimiento a otro puede ser de hasta un 30%.

2. OFERTAS

El tema de las ofertas también puede ser un buen aliado, pero siempre debemos tener en cuenta si es algo que normalmente usamos, o si nos conviene comprarlo en ese momento.

Para entenderlo de una mejor manera pongamos un ejemplo: Si en nuestra lista tenemos apuntada un tipo de carne para hacer una comida, y cuando llegamos al súper vemos que otro tipo de carne está en oferta, es posible que sea una buena opción comprar la de oferta. ¿Por qué decimos que es posible? Porque también puede darse el caso de que para cocinar la carne “en oferta” tengamos que comprar otros ingredientes que no teníamos en la lista, y es posible que nos termine costando más cara. En caso de que la carne en oferta no necesite más ingredientes que los que tenemos en la lista, o que no vaya a suponer un gasto más grande, será una buena opción comprar la carne de oferta.

En definitiva se trata de ser perspicaz y saber cuándo nos interesa comprar esa oferta, ya que por mucha oferta que sea, si es algo que no sueles consumir y no gusta en casa, o algo que te obligará a comprar muchas más cosas para su elaboración, no será una oferta rentable para ti.

3. PRODUCTOS DE TEMPORADA

Un truco para ahorrar  en tu compra es utilizar en la planificación de recetas o menús, productos de temporada. Es muy simple, ya que si utilizamos productos de temporada no solo tendrán una mejor calidad que en otras épocas del año, sino que suelen tener un mejor sabor y, sobretodo, que es lo que nos concierne en este post, un precio más económico que otros productos que no son de temporada.

4. PRESUPUESTO

Este punto suele estar bastante infravalorado. El presupuesto, tanto mensual como anual, es algo que puede hacernos ahorrar muchísimo dinero al año. Lo ideal para elaborar este presupuesto es sentarse y calcular el gasto medio en la compra mensual, teniendo como referencia lo gastado en meses anteriores. Para conseguir un presupuesto ajustado, que cubra las necesidades y sea fácil de llevar, es imprescindible irlo ajustando a la realidad cada pocos meses. Debemos tener un presupuesto general donde se vean reflejados todos los ingresos, los gastos habituales (alquiler/hipoteca, suministros, seguros, deudas, vacaciones, etc.) y un apartado para gastos inesperados. A partir de ese presupuesto general podremos ver hasta qué cantidad destinar a la compra, y una vez que tengamos esa partida presupuestaria, buscar la manera de ceñirse al dinero ahorrar 1destinado, sin que ni la calidad ni la cantidad de nuestra alimentación se vea afectada.

5. A LA HORA DE IR A COMPRAR…

Es importante saber unos pequeños trucos a la hora de ir al súper, ya que nos ayudará a ceñirnos más a la lista y evitar en mayor medida las compras compulsivas. Algo básico y fundamental es ir sin hambre y con una lista detallada de los productos que necesitamos comprar. Los estudios han detectado que cuando tomamos un tentempié antes de ir a la compra nos resulta mucho más fácil ceñirnos a una lista y evitar comprar cosas que no necesitamos, llegando a ahorrar hasta un 40% en el total de la compra.

Otra cosa que debemos tener en cuenta cuando realizamos la compra es analizar la calidad del producto. Antes de meterlo en el carro debemos fijarnos en la fecha de caducidad, la calidad del mismo, en caso de ser artículos frescos (carne, pescado, verduras, frutas, etc…) revisar que estén frescos y también revisar las condiciones del envase.

6. CANTIDADES Y FORMATOS

En muchas ocasiones podrás ahorrar en tu compra eligiendo productos en formatos más grandes, ya que el precio se puede ver reducido si el formato es mayor. Además de ahorrar en tu compra con ello, podrás ayudar al medio ambiente, al estar utilizando menos envases para la misma cantidad de producto.

Por ejemplo: Si sabes que vas a gastar con el tiempo 5 litros de detergente para la ropa, y los vas comprando de litro en litro, estarás gastando más dinero a la larga, y además echando al medio ambiente cinco envases diferentes de plástico. En cambio, si compras directamente una botella de 5 litros, estarás ahorrando en tu compra y además, utilizando solo un envase.

Esto, en algunas ocasiones, puede resultar muy conveniente e interesante, pero debes tener en cuenta si vas a poder conservar esa cantidad hasta que se utilice, en caso de que sean alimentos.


 

Si te gustó este artículo sobre cómo puedes ahorrar en tu compra no olvides dejar en los comentarios tu opinión y cuáles de los tips ya estabas utilizando, o cuáles vas a empezar a utilizar.

“Ahorrar en tu compra es fácil si sabes cómo, y ya tienes algunos consejos para comenzar a poner en práctica.”