Productividad

5 cosas que me han cambiado la vida

👍 Si estas cosas no cambian tu vida para siempre, al menos facilitarán muchísimo tus rutinas y harán tu vida más fácil! ⏱✅

Tiempo de lectura 4:50 min.

Seguro que a lo largo de tu vida te has encontrado con aparatos o técnicas que antes no conocías pero que han cambiado de forma evidente tu rutina para mejor. 

Supongo que a todos nos ha pasado. A mí también. Y dado que muchas de las cosas que he conocido y me han cambiado la vida lo hicieron gracias a que las encontré en blogs como este, hoy quiero hablarte de las mías.

No creo que este post te cambie la vida. Pero puede que alguna de las cositas que te voy a mencionar en él, haga más sencillas tus rutinas diarias. ¿Estamos listos? ¡Pues empezamos! 

1️⃣ La CONGA ✳️

La Conga es un aparatito del que ya te he hablado en otros posts. Un robot aspirador que ha cambiado para siempre el estado en que se encuentra el suelo de mi casa. 

El modelo que yo tengo es la Conga 1790 Titanium. ¿En qué me ayuda este chisme? Pues espera que te cuente… 

  • Todos los días a las 7 am empieza a aspirar toda mi casa y en unos minutos tengo todo el piso aspirado sin haber movido ni medio dedito.
  • Como también friega, no solo me he olvidado de barrer sino también de fregar (aunque es cierto que de vez en cuando no viene mal, sobre todo para llegar a algunas esquinas donde ella no llega).
  • La zona debajo de la cama antes siempre tenía alguna pelusa y muchos pelos de la perra. Y limpiarlo era algo que me sacaba de quicio, porque prácticamente tenía que tumbarme en el suelo para llegar a todos lados con la fregona y la escoba. Ahora, el robot me lo barre, me lo aspira y me lo friega sin yo tener que hacer nada.
  • Debido a que el piso de la casa está limpio siempre, me dan muchas más ganas de limpiar el resto de la casa. Parece una tontería, pero es la pura verdad.
  • Es un ahorro en agua y detergente, porque solo lleva 300 ml en el depósito y, al ir dosificando la salida de agua durante la limpieza, con apenas un poco de jabón es suficiente para que me limpie toda la casa.
  • Nos ayuda a mantener la casa mucho más recogida, porque ahora no vale eso de poner algo en el piso y dejarlo ahí varios días. Hay que quitarlo para que “La Repu” (este es el nombre que le hemos puesto en casa) pueda pasar.

Y hay mucho más, pero esto no es un artículo de los beneficios de tener un robot aspirador. Así que el resto, si quieres, te los cuento en otro momento. 

2️⃣ El LAVAVAJILLAS ✳️

En casa de mis padres siempre ha habido lavavajillas. Así que no es nada nuevo para mí el hecho de tener esta máquina en casa. Sin embargo, después de aproximadamente una década independizada y fregando los platos, hace unos meses compramos uno y estoy escandalizada con la manera en que ha cambiado nuestras vidas. 

Como te conté en el artículo de Rutinas sencillas para tener una casa impecable, este aparato ha sido un antes y un después en el orden y la limpieza de casa. ¿Te preguntas por qué?

Al no tener que fregar, el tiempo que antes dedicábamos a esta tarea (que no era poco) lo podemos dedicar a otras tareas de la casa. Si antes teníamos una hora al día para limpiar, más de la mitad se nos pasaba fregando los platos. Ahora, con esa hora podemos dejar limpia toda la casa. 

Algo importante a tener en cuenta: nosotros no somos de esas personas que meten absolutamente todo al lavavajillas. Por el bien de nuestras sartenes y su recubrimiento antiadherente, las lavamos a mano. 

3️⃣ Adquirir RUTINAS ✳️

¿Has escuchado alguna vez que tener rutinas es algo negativo? Hace algunos años yo no paraba de escucharlo. Tener una rutina es aburrido, es mejor hacer cada día algo diferente, porque es mucho más divertido. 

Y es cierto. Hacer cada día algo distinto es mucho más divertido que tener una pesada rutina en la que cada día sigue el mismo patrón, sin salirse de él ni un ápice. 

Pero, ¿qué pasa? Que la realidad es que no tener NINGUNA RUTINA es catastrófico. Y nosotros llevábamos un tiempo en el que, al trabajar desde casa “cuando queremos”, nos habíamos salido totalmente de las rutinas. Cada día hacíamos lo que nos apetecía (más o menos). 

Gracias a que hemos adquirido una serie de rutinas, hemos podido poner orden a nuestra vida y ser personas más productivas, además de estar más realizados y felices. 

Tonterías como poner la aspiradora todos los días a las 7, levantarnos a la misma hora cada día, tener un día establecido para hacer la colada y nuestras actividades más importantes, un horario para trabajar, etc. Nos ha cambiado la vida. 

Porque sí. Tener una vida divertida y sin rutinas parece más excitante. Pero, a la larga, la ausencia de rutinas que asienten nuestra existencia convierte la vida en un caos. 

4️⃣ Las LISTAS de pendientes ✳️

Landi y yo llevamos años comprobando que lo que mejor nos funciona para organizarnos cada día es utilizar listas de tareas pendientes. Aunque parezca una tontería, algo tan simple como apuntar en la agenda una lista de las cosas que tenemos que hacer y un cuadradito al lado, nos funciona. 

Cada domingo hacemos un cuadrante para la semana y anotamos todo lo que, de antemano, sabemos que tendremos que hacer. Luego, cada día, vamos añadiendo a las listas de los días siguientes las tareas que hayan ido apareciendo. 

Cada día vamos poniendo una X en las cositas que vamos haciendo, y esto no solamente nos ayuda a saber cuánto nos queda por hacer, sino que nos motiva. 

Además, el hecho de ver lo que hemos hecho y lo que no, nos ayuda a saber cómo llevamos la semana. De este modo, nos resulta mucho más fácil no olvidar las cosas que se salen de la rutina pero que tenemos que hacer

5️⃣ El “MINIMALISMO” y el método de ordenar de MARIKONDO ✳️

Estas dos cosas las meto en el mismo saco porque para mí van de la mano. Hace años descubrimos a una pareja que se consideraba “minimalista” y que habían eliminado de su vida muchas de las cosas que no les hacían falta en realidad. Nos gustó la idea y empezamos a aplicar esto a nuestra vida. 

Al llegar a casa (porque los descubrimos de vacaciones) hicimos una limpieza general y tiramos o regalamos todo aquello que no nos hacía falta. ¡Qué alivio fue ver que en armarios donde antes no cabía ni un calcetín más, teníamos hueco para que la ropa “respirase”! 

Antes, teníamos los cajones a tope de cosas que no nos servían para nada, y para encontrar cualquier cosa útil teníamos que perder un montón de tiempo rebuscando. Sin embargo, gracias a eliminar todo lo innecesario, nos resultaba mucho más fácil encontrar las cosas. 

Con el tiempo, nos dimos cuenta de que esto no solamente tenía repercusión en la forma de ordenar las cosas y en encontrarlas rápido. También influía mucho en nuestro estado de ánimo. Desde entonces, siempre que notamos que empezamos a tener “más cosas de la cuenta”, comenzamos a planear cuándo hacer la próxima limpieza. 

El método Konmari también nos ha resultado muy útil. De hecho, nuestras “limpiezas de cosas inútiles” ahora son más conocidas como “hacer marikondo”. Y, aunque no creemos en gran parte de lo que esta gurú del orden enseña, sí que hemos adoptado algunas de sus ideas, como la manera de doblar la ropa. 

❣️¿Y a ti qué cosas te han cambiado la vida? 💬

¿Hay algo en especial que te haya cambiado la vida a ti? ¿Has utilizado alguna de las cositas que he mencionado y te han facilitado las rutinas? ¡Cuéntame en los comentarios todo lo que quieras! 

Bea Martín

Hola, soy Bea! Mi pasión -y mi profesión- es escribir. También me encanta el mundo audiovisual, la fotografía, hacer crochet y el snorkel. Este es mi blog, donde me expreso e intento ayudar a otros a mejorar su vida en sus diferentes facetas.

Esta web utiliza cookies