¡PLAYA! ¿QUÉ DEBEMOS LLEVARNOS? 

PLAYA | ¿QUÉ DEBES LLEVAR EN TU BOLSO PARA QUE NO TE FALTE NADA? | Si vives en una zona de playa o de costa, seguro que ya has comenzado a notar cómo se van llenando poco a poco las playas. Es que comienza el calor, y no hay nada mejor para aliviarlo que darse un chapuzón en el mar. Además, a nadie le viene mal coger un poquito de sol y cobrar ese bronceado perfecto que a todas nos encanta tener. Parece que ya podemos rozar con la punta de los dedos el verano. Los días de playa están cada vez más cerca, y debemos estar preparadas para lo que eso significa: horas al sol.

Por eso, en este artículo a continuación, vamos a ver algunos consejos y recordatorios, de cosas que puedes llevar a la playa, para hacer tu paso por ella lo más agradable posible. ¿Estás preparada para comenzar a llenar tu bolso de playa? ¡Pues no te pierdas lo que viene a continuación!

El verano puede ser la mejor época del año para divertirnos. Playa, fiestas, festivales, conciertos, amigos… Y, como no, más playa todavía. Por ese motivo, como muchas nos pasaremos la mayor parte del tiempo que podamos tiradas al sol, he decidido escribir este artículo, con las cosas que considero que es muy importante que llevemos a la playa, además de la típica toalla… 

 Protector solar: piel y labios

Normalmente, todas llevamos a la playa un protector solar. Existen en muchos formatos: cremas, sprays,… No importa cuál decidas utilizar, siempre y cuando que, al menos los primeros días que estés expuesta al sol, sea de SPF bastante alto. Estos días son los peores para nuestra piel, así que debemos cuidarla como es debido. Una vez que pasen los primeros días, dependiendo de tu tipo de piel, podrás utilizar protectores con menos SPF o incluso hasta aceites bronceadores (con mucho cuidado). Ahora, podemos encontrar en farmacias y supermercados, aceites bronceadores con protección 20 aproximadamente, una buena opción sin vas a utilizar aceites. Pero recuerda no utilizarlos en los momentos de mayor exposición al sol: el aceite actúa como efecto lupa y te puedes quemar, aunque tenga protección.

Protege tu piel de forma adecuada

Recuerda no exponerte al sol en las horas más fuertes del día. Aunque cambies el protector solar del cuerpo a uno de factor protector más bajo, sigue utilizando el SPF alto en la cara: la piel de la cara es más fina y más sensible al sol. Evita manchas y otros trastornos de la piel utilizando un factor de protección solar alto.

RECUERDA QUE: Es mejor broncearse poco a poco. El bronceado que se toma de poco en poco, dura mucho más. Además, te protegerás de las quemaduras, que no solo son desagradables, sino que pueden traerte problemas mayores en el futuro.

Como dijimos en el recuadro: la piel de la cara es más sensible y fina que la del resto del cuerpo. Dentro de la piel de la cara, la más sensible al sol es la de los labios. Por lo que, cuando cogemos sol, los labios están  mucho más expuestos a sufrir el lado negativo de los rayos solares. Es muy importante que utilices un protector labial con un alto SPF. Si no sabes cuál elegir, puedes preguntar en una farmacia o una tienda de cosmética. También puedes encontrarlos con brillo o de diferentes colores, como una barra de labios normal y corriente, con la ventaja de proteger tus labios del sol.

Protector para el cabello

El verano es la época del año en la que más se nos daña el cabello. El calor y el sol, además de la sal del mar, hacen que el cabello se deshidrate, pierda su brillo y, si no lo cuidamos, se puede ver muy estropeado en poco tiempo. En verano es muy común que el cabello se seque, las puntas se abran, y podemos llegar al punto de que el cabello se parta al final del verano debido al maltrato que le hemos dado. Por ese motivo, si vamos con regularidad a la playa en verano, debemos cuidarlo e hidratarlo lo suficiente para que no ocurra nada de eso, sobretodo si nuestro cabello ha sido teñido o tratado químicamente con permanentes o desrizados. Para evitar este horror capilar, existen en el mercado protectores solares para el cabello. Puedes encontrarlos en perfumerías, farmacias o supermercados.

Tips adicionales para proteger tu cabello:

Justo después de regresar de la playa, sigue este consejo: cepilla tu cabello para desenredar bien, y aplica un acondicionador sin aclarado. Este punto puede ser muy importante, porque el acondicionador, complementará al protector solar, y podrá hidratar y reparar el daño que hayamos incurrido en nuestro pelo a lo largo del día de playa.

Utiliza productos como el aceite de argan, aceite de coco o aceite de oliva para reparar e hidratar tu cabello. Se trata de aceites naturales que ayudan en gran medida a tu pelo a recobrar la salud que tenía, o a mantener la que tiene actualmente.

Pinzas depilatorias

Siempre pasa. Nos depilamos con prisas. Sea porque se trate de un plan improvisado, o porque dejamos la depilación para el último momento, siempre llegamos a la playa y nos encontramos con pelitos que se nos quedaron atrás en la depilación. Llevar encima unas pinzas depilatorias nos salvará de este problema. Si al llegar a la playa nos damos cuenta de que algunos pelos rebeldes se escaparon de la depilación, podemos eliminarlos fácilmente y de forma rápida con las pinzas depilatorias.

Gafas de sol

Es muy incómodo estar en la playa y que el sol, reflejado en la arena, nos taladre los ojos de forma insistente y penetrante. Por eso, te recomiendo que siempre lleves en tu bolso unas buenas gafas de sol. Sobretodo, si tus ojos son claros o utilizas lentillas, ya que la luz nos molesta mucho más en estos casos. Mis ojos, no son verdes ni azules, pero sí lo suficientemente claros como para que me resulte insufrible, y si llevo las lentillas puestas, para qué te cuento.

Botella de agua

El sol excesivo hace que nos deshidratemos. Lamentablemente, aunque en la playa estemos rodeados de agua, no sirve para hidratar. Por eso, te aconsejo que nunca vayas a la playa sin una botella de agua fresquita en el bolso. Si te sobra, después del día de playa, puedes ir bebiéndola en el coche o en el camino hacia donde vayas. El viaje de vuelta a casa después de un día de playa, resulta agotador, o al menos a mí me pasa. Es como si me cobrasen por cada paso que voy a dar. Una botella de agua en esta situación no viene nada mal.

Sombrero o gorrita

A mi se me suele olvidar, y cuando llego a la playa y el sol me está quemando la cabeza, lo echo de menos. Es muy importante que llevemos algo así para proteger nuestra cabeza del sol. Una cabeza quemada es muy mala de llevar, y además, te puede provocar una insolación. ¡Te lo digo por experiencia!

¿Tu playa no es de arena?

Yo vivo en una isla, donde muchas de las playas no son de arena, sino de rocas. La planta de mis pies es bastante sensible, y cuando estoy en una playa cuya “arena” son pequeñas piedras, sufro un montón. Por eso, aconsejada por unos conocidos, hace un tiempo compré en Decathlon unos escarpines. Aunque pensé que serían unos zapatos feos e incómodos, no es así en absoluto. ¡Los míos tienen la suela rosa! Si tú también sueles ir a playas de piedritas, te lo aconsejo: ¡tus pies lo agradecerán!

¿Vas maquillada a la playa?

Si eres del tipo de chica a la que le gusta ir maquillada a todos los sitios, incluida la playa, recuerda utilizar maquillaje que sea waterproof (resistente al agua). Si no lo haces, corres peligro de salir del agua con el rimel a la altura de la boca!

Y tú ¿Qué llevas a la playa?

¿Hay cosas que lleves a la playa y que no aparezcan en esta lista? Si es así, no dudes en escribir en tus comentarios esos objetos que para ti es importante llevar a la playa. Además, se me puede haber olvidado algo importante, y ¡puedo añadirlo a la lista si tú me lo recuerdas! ¿Te gustó el post? No te olvides entonces de compartirlo en las redes sociales!