COMO LAVAR LAS BROCHAS DE MAQUILLAJE

¿Sabías que las brochas de maquillaje se lavan para que estén limpias y funcionen mejor? Yo no lo sabía hasta que alguien me lo dijo hace muy poco y desde entonces me encanta la sensación que se queda cuando acabo de lavar las brochas y los pinceles. Por eso en el vídeo de hoy les traigo un tutorial de cómo se lavan las brochas de maquillaje para que el resultado al utilizarlas sea el óptimo.
Solo vamos a necesitar lo siguiente: Jabón, agua y papel absorbente.
El tipo de jabón que necesitamos para limpiarlas puede ser cualquiera, como digo en el vídeo, pero si las brochas no solamente las utilizas tú sino que las has prestado o maquillas a más personas con ellas, es mejor que sea un jabón antiséptico para evitar contagios o que las “impurezas” de la piel se pasen de persona en persona. También, si tú misma no prestas las brochas pero has tenido algún problema en la piel, o en los ojos como una conjuntivitis, también es recomendable que utilices un jabón antiséptico para no pasarte tú misma el problema una y otra vez.
Es recomendable lavar las brochas como mínimo una vez al mes para que se mantengan en su estado óptimo todo el tiempo, y que no de tiempo de que se estropeen o se ensucien demasiado.
El proceso para lavarlas es muy simple y te lo enseño en el vídeo que tienes aquí en la parte superior del post. Recuerda no dejar las brochas secando con los pelos hacia arriba porque si son de madera los mangos el agua bajará y se puede pudrir la madera. Lo mejor es dejarlas secando hacia abajo o simplemente en horizontal encima del papel absorbente. Tardan unas horas en secarse así que no hagas esto cuando te tengas que maquillar enseguida, es mejor que lo hagas una vez que te hayas maquillado o que te adelantes a los acontecimientos y lo hagas la noche antes o, como mínimo, unas horas antes de tener que maquillarte.
Espero que este vídeo de verdad te haya sido de ayuda para aprender a limpiar tus brochas de maquillaje y mantenerlas en perfecto estado para que su uso sea mucho más cómodo y fiable. Si no sabías que se limpiaban, no te culpo. Yo hace poco que tampoco lo sabía. Pero ahora que lo sabes, hazlo y verás como notas la diferencia de maquillarte con las brochas sucias a hacerlo con estas limpias. SE QUEDAN MUY SUAVES!