PAREJA FELIZ | 10 CONSEJOS PARA TENER UNA RELACIÓN FELIZ Y DURADERA

PAREJA FELIZ | Es muy común encontrar por ahí a parejas que no son felices. A veces puede parecer un poco complicado que dos personas tengan una buena relación. Cuando se trata de parejas que llevan poco tiempo, el problema es que todavía no han llegado a “acoplarse” como se suele decir. Y cuando son parejas que llevan mucho tiempo, la excusa preferida es que “se les gastó el amor”. Si quieres mi opinión sincera, eso son pamplinas.

Hoy vas a ver cómo es una pareja que no es feliz, y a continuación como es una que sí lo es. Pero lo más importante, vas a poder ver 10 consejos que te ayudarán a tener una relación de pareja feliz y duradera. Los consejos que vas a ver en este post no me los he inventado yo, llevan miles de años funcionando. Yo los he puesto en práctica en mi relación y me he visto teniendo una relación sana y feliz.

¿CÓMO ES UNA PAREJA FELIZ? ¿Y UNA QUE NO LO ES?

Como todos sabemos, hay parejas que son buenas parejas, y hay otras que son todo lo contrario. A continuación vamos a ver cuáles son las características más llamativas de cada uno de los dos tipos de parejas. Pero primero quiero que sepas algo: discutir de vez en cuando con tu pareja no significa que tengas una mala relación. El roce de vivir juntos a veces hace que tengamos pequeñas discusiones. Si no pasa a mayores, no hablo de ti cuando hablo de parejas “no felices”.

El hecho de que dos personas vivan juntas o tengan una relación hace que haya problemas. Siempre hay problemas y siempre los habrá. La gracia se encuentra en CÓMO REACCIONAMOS ante ellos, y CÓMO LOS SOLUCIONAMOS.

UNA PAREJA FELIZ ES...
Todos conocemos a parejas que son felices y se ve. Todos tenemos amigos que tienen una relación magnífica. No me refiero a parejas que están todo el día haciéndose cariñitos delante de la gente. Hablo de relaciones que se ven sólidas. Sabes que hay una conexión entre ellos que va más allá de lo normal.
¿Cómo es una pareja feliz?
Cuando hablo de parejas felices me refiero a las que los dos miembros se respetan. Se gustan. Les gusta hacer cosas juntos, y no tienen ningún problema en pasar todo el tiempo posible juntos. Al contrario: les encanta. Buscan consejo el uno en el otro. Son amigos. Son cómplices. Se complementan y se alimentan el uno al otro de forma equilibrada. Se quieren y eso se ve.
UNA PAREJA NO-FELIZ ES...
Lamentablemente, también todos conocemos a parejas que no son felices. Y eso… también se ve. Hay parejas de quita y pon, parejas de “se nos acabó el amor, así que fui a buscarlo a otro lado”, y parejas de otros tipos que chocan.
¿Cómo son las parejas no – felices? 
Cuando veo parejas por la calle que no son felices, se siente nada más mirarlos. Ves faltas de respeto, se critican delante de otras personas ajenas a la relación. Actúan demostrando que no hay ningún tipo de amor del uno por el otro. Se maltratan, discuten continuamente, se llevan la contraria en todo momento y donde sea que estén… Es una pena cuando vemos parejas así, pero sobretodo cuando nuestra propia relación es así.

Ahora ya hemos identificado cómo es una pareja feliz, y cómo es una que no lo es. Me gustaría profundizar un poquito más, pero lo dejaremos para cada uno de los puntos y para la conclusión del post. En las siguientes líneas vas a poder vislumbrar un poquito más cómo es cada uno de los tipos de pareja. Mi consejo es que te quedes. Y por supuesto, que sigas los 10 consejos para tener una relación de pareja feliz y duradera. 

Como te he dicho, estos consejos no los he inventado yo, pero los he aplicado y me han funcionado a la perfección. Te invito a que te quedes y eches un vistazo a estos 10 consejos para que tu relación de pareja pase de ser una no-muy-feliz a una ¡Súper feliz!

10 CONSEJOS PARA TENER UNA RELACIÓN FELIZ Y DURADERA

Tener una relación de pareja feliz es fundamental. Después de todo, si estamos con alguien como pareja, queremos que todo vaya bien. Todos queremos que nuestra relación de pareja sea tranquila y agradable. Al fin y al cabo, nadie se casa o empieza a salir con una persona para estar peor de lo que estaba solo. Buscamos un punto más alto de felicidad cuando comenzamos a unir nuestra vida a la de alguien más.

Te aseguro que tener una relación donde abunda el amor, el respeto y la complicidad es una de las cosas más bonitas que puedes vivir. Y aunque los consejos que vas a ver a continuación no salieron de “mi magín”, sí que puedo decir que a día de hoy disfruto de una relación sana y maravillosa con mi esposo. Así que no te estoy “vendiendo polvo“. Lo que vas a ver aquí, funciona de verdad y es efectivo al 100%. 

CONSEJO 1. Amarse y esforzarse

Como dijo mi esposo el día que grabé el vídeo de este post: “El amor no aparece de repente y te ataca por la noche“. El amor es algo que hay que trabajar. El libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva habla en uno de sus extractos en que nos tomamos el amor como si fuese solo un “sentimiento” cuando en realidad “amar” es un verbo. Un verbo que exige acción. Es muy cómodo decir “es que se nos acabó el amor”, “ya no nos amamos”, como si el amor fuese algo que aparece y desaparece cuando le viene en gana. Ahora lo tienes, y ahora no lo tienes. No es así.

Click To Tweet

El amor se cultiva, se trabaja, se gana. Amar requiere esfuerzo. No te lo van a dar todo hecho, tanto cuento de princesas con el “amor verdadero” y la “media naranja” nos tiene el coco comido. Las parejas mayores aguantaban toda su vida juntos porque eran conscientes de que el amor hay que currárselo. No aparece hoy y desaparece mañana. Olvídate de eso. Cuídalo, esfuérzate, haz acciones que aumenten ese amor, ten los valores adecuados, y ese amor será irrompible.

CONSEJO 2. Respetarse

El respeto es fundamental para cualquier relación. Cuando empezamos a faltar el respeto, sea cual sea el tipo de relación que tengamos con otra persona, hemos perdido mucho más de lo que pensamos. Una regla fundamental, que para mi es la regla de oro de todo tipo de relación, pero mucho más de las relaciones de pareja es: Trata a los demás exactamente como te gustaría que te tratasen a ti.  

Jamás he visto algo más patético que una pareja en la que uno de los dos hace algo y “no pasa nada”, pero cuando lo hace el otro, se forma la marimorena. Ten presente esta regla de oro y posiblemente no tengas problemas de relaciones jamás. Haz solamente aquello que te gustaría que te hicieran a ti, y no hagas lo que no te gustaría que te hicieran.

Ejemplo práctico y fácil: si no te gusta que tu esposa se envíe mensajitos con alguno de sus ex a altas horas de la madrugada, no hagas tu lo mismo con alguna de tus ex. Es un ejemplo bastante obvio, pero que sirve de ejemplo, que es lo importante.

CONSEJO 3. Arreglar los problemas en el momento

¿Te ha pasado alguna vez con tu pareja, que tienen una discusión y no se arregla? Al rato, vuelven a tener otra, y ya van dos acumuladas. Esto es terrorífico. Cuando tengas un problema con tu pareja, soluciona ese problema. No dejes que se haga más grande. No dejes que se sume a otros problemas futuros.

CONSEJO 4. NUNCA, NUNCA, NUNCA te vayas a dormir enfadado

Dos de las peores costumbres que tienen muchas parejas se solucionarían con este simple consejo. Yo llevo tiempo siguiendo este consejo con mi esposo, creo que puedo decir que lo hemos aplicado casi desde que empezamos a ser novios. No irnos jamás a dormir, estando enfadados el uno con el otro. Es fundamental. Básico. 

Y como sabemos que somos imperfectos todos, vamos a aplicar un apartado “b” a este consejo. El apartado B de este consejo dice así: “En caso de que te acuestes enfadado con tu pareja, nunca duerman separados”. Dormir separados cuando nos hemos enfadado con nuestra pareja es terrible. Cuando te levantas, te acuerdas de que estabas enfadado y sigue la pelea al día siguiente. Mi consejo es que jamás duermas separado de tu pareja por una pelea. Cuando duermen juntos, lo que no han arreglado ustedes, lo arregla la noche. 

CONSEJO 5. Escuchar de verdad y empatizar

Se dice que jamás puedes resolver un problema en el mismo estado mental que estabas cuando lo creaste. Algo parecido ocurre cuando escuchamos a nuestra pareja contarnos un problema. Si no somos capaces de escuchar de verdad, no seremos capaces de entender el problema. Muchas veces nos pasa que tratamos de escuchar a nuestra pareja desde nuestro propio punto de vista. ERROR. 

Aunque es cierto que debemos dar nuestro punto de vista una vez que se haya expuesto el problema, lo más probable si vemos la situación desde “nuestro ojo”, es que no veamos el motivo o las razones por las que nuestra pareja nos está hablando de eso. Es decir, si no empatizamos (si no nos ponemos en su lugar y tratamos de verlo desde su perspectiva), no servirá de nada que escuchemos. 

CONSEJO 6. Hablar de los problemas tranquilos y con respeto 

Muchas veces nos olvidamos de que las palabras no vuelven y que muchas veces pueden hacer más daño que un cuchillo. Las palabras pueden doler. Cuando escupes en la cara de tu pareja todo lo que se te pasó por la mente, puedes herirla. Esas heridas pueden tardar incluso años en sanar. Si quieres tener una pareja feliz, recuerda que hay 3 cosas que no vuelven: el tiempo, las oportunidades y las palabras.

Cuando quieras exponer un problema a tu pareja, siéntalo. Habla con un tono de voz bajo y avísale de que lo que le vas a decir es posible que no le guste, pero que eso no significa que se tenga que enfadar. Prepara la situación y luego cuéntale tu visión sobre el problema. ¡Seguro que obtendrás mejores resultados de este modo!

CONSEJO 7. No pretender que te lea el pensamiento

Aunque nos parecería magnífico poder leer el pensamiento de muchas personas algunas veces, no podemos. Tampoco los demás. Por lo tanto, cuando tengas algo que decirle a tu pareja, no pretendas que te lea el pensamiento. No lo hace. 

No pretendas que ni tu pareja, ni nadie, adivine lo que pasa por tu cabeza. Exprésate, con respeto y con la seguridad de que tus palabras son la mejor forma de que los demás conozcan tus pensamientos. 

CONSEJO 8. Tener la humildad de adaptarnos

A veces queremos tener una pareja, pero que sea como nosotros queremos. Queremos cambiar a esa persona, convertirla en quien nos gustaría que estuviese a nuestro lado. “Que cambie él. ¿Cambiar yo? ¿Estás loco?” Esa persona y tú, para poder llegar a tener una buena relación necesitarán adaptarse el uno al otro. Él tendrá que ceder en algunas cosas y tú en otras. 

Sé humilde. Admite que, igual que él, tú tampoco eres el culmen de los amores en la convivencia, y trata de adaptarte tú también a su forma de ser y de actuar.

CONSEJO 9. Conocer sus valores y su visión de la vida

Conocer los valores que tiene nuestra pareja y la visión que tiene hacia determinados aspectos de la vida, hará que sea mucho más fácil seguir el consejo numero 8 por ambas partes. Ayudará a que puedas entender por qué tu pareja piensa las cosas diferente a ti, por qué actúa del modo que lo hace, y por qué piensa que están bien, o que están mal, cosas en las que tú opinas lo contrario.

Aprender sus valores y conocer su forma de ver el mundo te ayudará muchísimo a entenderte mejor. Que él conozca las tuyas, hará que puedan llegar a un acuerdo, ya sea cediendo alguno de los dos, o llegando a un punto intermedio en el que ambos se sientan cómodos.

pareja feliz

CONSEJO 10. Perdonar

Eso de “yo perdono, pero no olvido” es lo mismo que decir “yo como, pero no trago“. Es quedarse a medio camino. Es una estupidez. Es absurdo. Es una pérdida de energía para la otra persona. Es, simplemente, no perdonar. ¿Y sabes por qué? Porque perdonar significa exactamente olvidar la ofensa que te ha hecho la otra persona. Y además, la definición incluye: y no guardar rencor ni castigar por esa ofensa que te hizo.

En definitiva, perdonar significa hacer exactamente como si la ofensa no hubiese ocurrido nunca. Por lo tanto, si dices “yo perdono, pero no olvido” deberías hacer una búsqueda y ver que, realmente, no estás perdonando. Sintiéndolo mucho, es una incongruencia en sí misma esa frase, y una mentira. Por tu bien, el de tu salud y el de tu relación, que a partir de hoy, cuando perdones lo hagas de verdad y con todas sus consecuencias. Si no eres capaz de perdonar porque la ofensa fue muy grave, simplemente no lo hagas. Pero no te quedes en medio.

AMOR, RESPETO Y CONFIANZA

Estas tres palabras son fundamentales cuando hablamos de cualquier relación de pareja: amor, respeto y confianza. Pero igual que ahí los ves como sentimientos, también se pueden ver como acciones: amar, respetar y ejercer confianza. 

Cuando hablamos de amar, dijimos que el amor no es algo que aparezca y desaparezca de un día para otro. No es como una gripe, que hoy te da “porque te tocó”  y mañana se te quita “porque se acabó”. El amor es una acción. Lleva consigo un esfuerzo y un trabajo. Y lo mismo ocurre con el respeto y la confianza. Exigir respeto es muy fácil. Respetar al otro a veces no lo es tanto. Exigir confianza es muy fácil, ser digno de confianza o confiar en otros a veces no es tan fácil.

Si estás en una relación a la que le falta alguno de estos tres ingredientes, no te rindas. Todos los ingredientes necesitan en algún momento ser plantados y cultivados, para un día poder ser cosechados. Utiliza los 10 consejos de este post para ponerlos en común con tu pareja en un ambiente sosegado. Llévalos a cabo. Cultiva amor, respeto y confianza. Estoy segura al 100% de que siguiendo estos pasos, tu relación de pareja será mucho más feliz de lo que es hoy.

NO TIRES LA TOALLA: CULTIVA AMOR, RESPETO Y CONFIANZA Y SIGUE LOS 10 CONSEJOS PARA UNA RELACIÓN DE PAREJA FELIZ Y DURADERA. 

UNA PAREJA FELIZ PARA SIEMPRE

Espero que este post te ayude y te sirva para cultivar una mejor relación con tu pareja actual. Si no la tienes, espero que te ayude a tener una buena relación en el futuro. Deseo de todo corazón que estos 10 consejos hagan mella en tu vida, y sean un antes y un después si todavía no los conocías. Si te gustaron y crees que pueden resultar útiles a otras personas, te invito a que compartas en tus redes sociales este post. Así podrás ayudar a más personas a tener una relación de pareja feliz!

Otros posts que quizás te interesen

En el transcurso de conocerte a ti mismo y de conocer a tu pareja, es posible que choquen y que no sepas por qué. A mi me ayudó muchísimo conocer LAS PERSONALIDADES que te invito a conocer en ese post.

Reconocer a los ladrones de energía que hay a tu alrededor es fundamental para tener una mente sana LADRONES DE ENERGÍA ¿SABES IDENTIFICARLOS? Y también te puede ayudar a mejorar tu vida y tu relación, conocer estas 7 ACCIONES PARA AUMENTAR TU INTELIGENCIA EMOCIONAL

Artículos Interesantes

RECETA DE LAS TORTILLAS INTEGRALES

RECETA DE TORTILLAS INTEGRALES En los últimos meses, he recibido muchas peticiones de suscriptores y seguidores de este blog, para que compartiese la receta de las tortillas integrales. Esta receta se puede utilizar para acompañar nuestros platos durante...